En medio de un clima seco, temperaturas extremas y dentro de la llanura chaqueña, Santiago del Estero esconde un tesoro de placer donde relajarse será una cita obligada