El Puente de Los Peligros, un punto de unión de la ciudad de Murcia

©Werner Wilmes

Curioso nombre el que recibe este puente, ¿no? No será tanto cuando sepas el porqué de llamarlo así. Aunque también es conocido como Puente Viejo, la más auténtica de sus denominaciones es Puente de Los Peligros, porque en uno de sus extremos, el que da paso al emblemático Barrio del Carmen, se asienta la Virgen de los Peligros, un icono para los murcianos más tradicionales al que deben absoluta devoción. Tanto es así, que la costumbre de los murcianos es santiguarse cada que se pasa por él dirigiendo la mirada a la Virgen.

Sin duda alguna, si preguntas a un murciano por este puente, cualquiera sabrá indicarte dónde se encuentra e incluso te llevará hasta él. Probablemente coincida con que se dirige hacia allí, ya que se trata de uno de los puntos de más tránsito de caminantes, coches, bicicletas, motos y hasta autobuses de un lado a otro del Río Segura, que separa el centro de este arraigado barrio murciano, conectando directamente con la Gran Vía.

La primera piedra de este puente se puso en el año 1718, tras numerosos años de disputas y luchas para construirlo, unas obras que se alargaron hasta 1742, después de infinitas interrupciones en el proceso. Además, la decisión de levantarlo vino como consecuencia de una riada ocurrida en 1701 que acabó con el primigenio. Por esta razón, pronto se convirtió en un punto fundamental para la ciudad, ya que fue el único paso hasta la construcción del Puente Nuevo o de Hierro dos siglos después.

Por el Puente de Los Peligros discurre no solo la vida cotidiana de los vecinos de la ciudad, sino que es el lugar por el que pasan algunos de los eventos más importantes, como es el caso de la Procesión de “Los Coloraos” cada Miércoles Santo, que dura unas 18 horas y que supone uno de los momentos más queridos de su Semana Santa.

Así mismo, junto a él se ubica una reciente pieza incorporada a los emblemas de la ciudad, como es el Monumento al Entierro de la Sardina, “La Sardina” que asoma en el río junto al puente. De este modo, al pasar por él, habrás de deternerte unos minutos a contemplarla, así como a admirar las vistas que desde allí tendrás de la ciudad. Incluso verás la torre de la Catedral por encima del resto de edificios que la rodean y conseguirás una bonita estampa de Murcia.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!