Cinco lugares que fotografiar

© Francis Mariani

El planeta Tierra posee un ecosistema muy variopinto, del cual podemos inmortalizar fotografías únicas en paisajes increibles. A continuación, citaremos cinco regiones que nos brindan la oportunidad de capturar imágenes maravillosas:

No hay que ir muy lejos de la península para obtener estas ansiadas fotos. Al norte de España, en Asturias, se encuentra la reserva natural de Muniellos, un paisaje cien por cien natural, que rebosa verde por los cuatro costados. Su añadido especial es que lo habitan en libertad decenas de osos pardos, los cuales se pueden observar desde la distancia, respetando siempre su entorno.

En el otro extremo del mundo, más concretamente en las antípodas españolas, nos encontramos con Australia, la cual posee un ecosistema totalmente distinto al nuestro: playas de agua cristalina y arena fina; fauna muy peculiar que, por supuesto, también convive en libertad dentro de los diferentes parques naturales que forman el país; especies muy exóticas, como canguros o koalas, que pueden ser los protagonistas de algunas de las instantáneas que tendrás la oportunidad de tomar. Para ello, es recomendable usar una cámara réflex con un buen objetivo, ya que en ocasiones estos animales no estarán a la distancia que nos gustaría y, para obtener la mayor calidad de imagen posible, desde aquí nos gustaría recomendar el Sigma 100-400 mm, ideal para inmortalizar este tipo de paisajes.

Aunque no todo es naturaleza, muchos son los monumentos nacionales de gran interés para ser fotografiados: la Torre Eiffel, en Francia; la Torre de Pisa, en Italia o los canales que inundan Amsterdam son lugares que todos deberíamos visitar al menos una vez en nuestras vidas.