Bora Bora una playa imperdible

Bora Bora, es la joya de la corona Tahiti – Polinesia un verdadero paraíso de la isla que los turistas de todo el mundo considere el último destino de vacaciones tropical.

Hollywood y la industria del cine de la mayoría de otras partes del mundo, nunca se han cansado de la captura de su topografía espectacular. Probablemente, sus monumentos más significativos son las torres gemelas de roca negro y una laguna azul del agua tropical clara.

Teniendo en cuenta la ubicación ideal y la naturaleza de esta escapada a la isla, no es sorprendente que los deportes acuáticos como el esquí acuático, parasailing y la pesca sean las principales cosas para hacer allí.

En respuesta al potencial, muchos especialistas en vacaciones emprendedores han proporcionado instalaciones incomparables para disfrutar de este tipo de actividades en casi cualquier presupuesto.

La espectacular belleza natural de Bora Bora está lejos de ser superficial y profunda de la piel. El mundo bajo sus olas hace el terreno de caza ideal para los amantes del buceo profesional y amateur.

Bora Bora es también entre telones legendarios del mundo para el romance recién horneado. Los recién casados ​​que optan por la isla para su luna de miel tendrán algo para recordar por el resto de sus vidas.

A pesar de la gran afluencia de turistas cada año, Bora Bora ha logrado evitar la cultura boardwalk barato desordenado que se tiende a asociar con el mar y la isla de estaciones más cerca de casa.

No hay nada de mala calidad sobre Bora Bora. Está muy bien comunicado por mar y aire, y llegar a ella es tan emocionante como una experiencia visual.

Excelente transporte interno se asegura de que toda la riqueza del esplendor de Bora Bora está disponible para la inspección y el disfrute del visitante.

A diferencia de muchos otros destinos turísticos de este tipo, Bora Bora está lejos de ser aislado de las realidades de la vida corriente. Cuenta con una excelente infraestructura para apoyar las necesidades de la vida moderna – hospitales, bancos, cambio de divisas, etc – incluso mientras que conserva todo su encanto muy personal y de otro mundo.