La importancia de cuidar de nuestras playas y salvar el ecosistema

Después de nuestras largas jornadas de trabajo, escuela o el simple cansancio a causa del estrés que se genera en nuestro recorrido diario hacia nuestros destinos, todos deseamos un tiempo libre para desestresarnos. Lo primero que se viene a nuestra mente es visitar alguna de las playas que nos rodean, pues pasar un tiempo en la arena junto al mar, con ese clima templado es lo ideal para liberarnos de todo lo que nos pesa de nuestras rutinas.

Sin embargo, ese ideal podría acabarse con la contaminación del agua, pues el hecho de no cuidar nuestros mares representa un gran peligro, ya que no sólo podría acabar con lo bonito que es, las aguas cristalinas y la suave arenas, sino que también terminaría con la flora y fauna marina, la cual es vital para la renovación de su ecosistema. Generando mares oscuros con el 0% de vida, por ejemplo, si el plantón dejará de existir las ballenas probablemente con el tiempo también, ya que representa su alimento principal. De igual forma pasaría con los crustáceos, pues no habría quien se encargarse de limpiar las zonas marinas de la suicidas, ni de otros animales, pues mientras comen limpian su ecosistema, dando pie a una renovación. Progresivamente, con el tiempo esto generaría que las playas fuesen inaccesibles para el hombre, tanto que incluso llegaría a tener niveles tóxicos al contacto humano.

A pesar de esto, no todas las consecuencias son a largo o mediano plazo, actualmente hay unas activas y perceptibles, lo podemos notar a simple vista mientras vacacionamos, cuando de la nada llega con las olas una botella, envolturas de productos, bolsas, popotes. Lo mismo sucede a la hora de jugar con la arena, para hacer castillos o figuras y salen desperdicios del consumismo humano. En su forma más escalofriante, cuando vemos que decrece el número de animales y vemos tortugas deformadas debido a que se quedaron atascadas dentro de empaques de cerveza o redes. También nos hemos perdido de conocer algunas playas, ya que se ha prohibido la entrada a zonas marinas por estar en peligro de toxicidad. Estas son algunas de las razones por las que es importante cuidar este recurso no renovable.

Algunos tips para que pongas tu granito de arena y se ataque esta problemática son:

  1. Separar la basura con base en las diferentes clasificaciones, por lo general todas las entidades tienen planes o reformas para separar tus desperdicios y así se puedan reciclar o reutilizar y no terminen en el fondo de los océanos.
  2. No consumas más de lo necesario, es decir, si eres una persona que gusta de café no compres un vaso que solo usaras 10 min y cuyos componentes tardaran más de 100 años en descomponerse, por ejemplo, podrías adquirir un termo y reutilizarlo.
  3. No arrojes la basura al mar o a la calle, por el simple hecho de no ser tu hogar. Esos desperdicios terminarán en alguna tubería, ocasionando serios problemas al ecosistema, así como inundaciones.
  4. No derrames aceite o sustancias tóxicas a tus tuberías, tan sólo una pequeña porción podría contaminar litros de agua y envenenar varias especies.

Con estas sencillas indicaciones podrías ayudar a mantener un ecosistema rico en especie y al mismo tiempo mantener habitable el lugar al que deseamos ir a descansar. Si eres de los que disfrutan de las playas, hagamos algo para mantenerlas vivas ya sea para vacacionar, relajarnos o simplemente para mantener un medio ambiente sano.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!