Esquiar en Chile: El Valle Nevado

Creado por capitalistas franceses en 1988, en el cerro El Pomo de la Cordillera de los Andes, e imitando a los grandes centros turísticos de los Alpes, el Valle Nevado emerge como uno de los circuitos turísticos más modernos de Chile, e incluso de todo el continente americano.

Con más de 10 mil hectáreas esquiables y unas cien pistas, el lugar es sede, todos los años, del Torneo Mundial de Snowboard, y es elegido, además, por centenares de turistas, especialmente, argentinos, brasileños y norteamericanos, El Valle Nevado tiene un snow park y una rampa medio-tubo (halfpipe), a parte de sus amplias pistas de esquí.

Este sofisticado complejo pone al servicio de los visitantes una gran diversidad de lugares gastronómicos, de hotelería y de renta de vehículos. El arriendo de autos en Santiago favorece a la disminución de los costos en los traslados entre los diferentes puntos turísticos de la ciudad.

Además, existen servicios de asesoramiento, arriendo de equipos y guías de montaña que se encuentran con los turistas cuando amanece el día para recorrer durante la jornada todo el circuito turístico, desde la base hasta la cima. La caminata tiene una duración de alrededor de 3 horas y se puede disfrutar de los paisajes de picos nevados y la magnitud de las montañas.

Para llegar al lugar, que dista a sólo 46 kilómetros de Santiago, hay que tomar el camino pavimentado a Farallones que recorre 32 kilómetros, hasta el desvío a Valle Nevado. En invierno, el tránsito se debe hacer entre las 8 y las 14 horas para ascender; y de 14 a 20 exclusivo para descenso. Es de uso obligatorio portar cadenas para nieve.

Otro de los atractivos del Valle Nevado son las escuelas de esquí y snowboard. Hay más de 70 profesionales en el lugar que imparten clases para todos los niveles de dificultad; y al igual que los guías de montaña, coordinan expediciones fuera de las pistas.

Las clases pueden realizarse en forma conjunta con otras personas, para grupos de 8 miembros como máximo y que tengan, obviamente, el mismo nivel de dificultad. La duración de las mismas es de 3 horas por la mañana y dos horas por la tarde.

La enseñanza, también, puede ser brindada de forma personalizada para grandes y chicos con duración de una hora, en la que, además, se pueden incorporar hasta dos familiares o amigos.

Para finalizar, el jardín de nieve, para los más chiquitos (niños entre 4 y 7 años), está diseñado para dar los primeros pasos en el aprendizaje de estos deportes de invierno. Siempre bajo la observación y coordinación de instructores profesionales especializados.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!