Descubre las mejores calas y rincones de la Costa Brava

Todos conocemos lo paradisiaca que resulta la Costa Brava: 214 kilómetros donde encontrarnos desde turísticos municipios, encantadores pueblos pesqueros y, sobre todo calas de ensueño y rincones donde la naturaleza se hace dueña y señora de todo.

Desde Blanes a Portbou, podemos recorrer toda la franja de costa a pie o bicicleta, gracias al sendero GR-92, más conocido como “camino de ronda”, o incluso en velero, donde gracias a las prácticas de navegación que nos dará acceso al título de patrón o capitán con el que acceder a rincones que, como las Islas Medas, no queda al alcance de cualquiera.

Ya sea de una forma (caminando) u otra (navegando) os indicamos los mejores lugares que descubrir en la siempre recomendable Costa Brava.

 

playas de Calella

 

Lloret / Tossa de Mar

Empezamos con una peculiar combinación entre lugares masivamente turísticos y lugares privilegiados donde disfrutar de un entorno natural y cultural de excepción.

Pese a que por desgracia ambas poblaciones se ven ampliamente masificadas en época estival, aún conservan un amplio patrimonio que las hacen apetecibles para cualquier tipo de turismo.

  • Lloret de Mar: alejándonos de las luces de neón que rodean su núcleo histórico, encontramos cercano a cala Boadella los jardines de Santa Clotilde, un oasis botánico cuyo sendero nos lleva a playas menos transitadas.

Si tenemos el privilegio de poder navegar por este tramo de costa, rumbo a Tossa, en cala Tortuga encontraremos la mágica calma que le pedimos a un lugar como la Costa Brava.

  • Tossa de Mar: la villa vieja de Tossa es todo un regalo para los sentidos. Encaramado a un peñón encontramos un recinto amurallado que ofrece unas excepcionales vistas del Mediterráneo y de una población que resiste al turismo masivo.

 

Calella de Palafrugell

Evocar un pueblo típicamente mediterráneo y pesquero en la Costa Brava es evocar a Calella de Palafrugell y LLafranc, núcleos poblacionales de casitas encaladas a pie de playa pertenecientes a Palafrugell, uno de los más hermosos pueblos medievales junto con Pals y Besalú.

 

Begur

La atalaya de la Costa Brava, llamado así por situarse sobre un cerro culminado por un castillo que nos ofrece unas espectaculares vistas de toda la zona, está rodeada de las más hermosas calas de la costa, de difícil acceso pero que suponen todo un regalo para los sentidos, sobre todo el de la vista, que se cansará de intentar contar el número de tonalidades de azul de sus hermosas aguas.

 

Gola del Ter / Islas Medas

Excursión imprescindible y sólo accesible mediante barco, las Islas Medas es el paraíso de aquellos que disfrutan de los fondos marinos, con una rica fauna y flora altamente protegida y muy representativa de toda la cuenca mediterránea.

Frente sus costas, encontramos la desembocadura del río Ter, en el Parque Natural de Aiguamolls, lo cual ofrece un paisaje rico en biodiversidad y el complemento perfecto a lo vivido en las singulares islas.

 

Cadaqués / Cabo de Creus

Otra de las excursiones ampliamente recomendadas para recorrer en velero es la que nos lleva a bordear la costa del cabo de Creus, teniendo sus puntos álgidos en el Daliniano pueblo de Cadaqués, otro magnífico ejemplo de pueblo encalado típicamente pesquero, en el Parque Natural Cabo de Creus y finalmente terminando en el Puerto de la Selva, muy cerca del Monasterio de Sant Pere de Rodes, con unas vistas que se pierden hasta alcanzar las montañas pirenaicas.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!