Las cuatro costas de Cataluña ¿Con cuál te quedas?

Cataluña es una comunidad autónoma con una gran riqueza cultural y paisajista. Desde los altos picos de los Pirineos o la llanura de Lleida, pasando por los pueblos pescadores de la costa hasta llegar a la cosmopolita ciudad de Barcelona, Cataluña se presenta como una región de realidades variopintas que todas juntas hacen de esta comunidad un gran destino para habitar y visitar.

Lo cierto es que entre todos sus atractivos, la costa es posiblemente uno de los más demandados. Con sus 700 kilómetros de franja marítima la costa catalana se clasifica en cuatro partes (obviando la playa de la ciudad de Barcelona); La Costa Brava, la del Maresme, la del Garraf y la Costa Dorada.

“La costa catalana cuenta con un total de 700 kilómetros, 340 de los cuales son playas”

costa-catalana-cambrils

Imagen: http://unabrasilenaenelexterior.wordpress.com/

La Costa Brava

La Costa Brava está ubicada en el norte de Cataluña y corresponde a la provincia de Girona. Seguramente reúne algunos de los parajes más espectaculares de la comunidad debido a sus limpias aguas, calas escondidas y paisajes abruptos.

Algunas localidades a destacar en esta zona son Cadaqués o Portbou, conocidas por haber servido de inspiración al artista surrealista Salvador Dalí. Esta zona es de acceso especialmente complicado por carretera, cosa que le ha permitido mantenerse al margen de la sobreexplotación turística. Conforme bajemos hacia el sur pasaremos por otros parajes paradisíacos como por ejemplo Begur o Calella de Palafrugell. Al final de la Costa Brava nos encontraremos con localidades como Lloret de Mar o Tossa de Mar, que al contrario de las primeras localidades presentan un modelo turístico más masificado.

“Salvador Dalí nació en Figueres y pasó largas temporadas en Cadaqués. Los críticos aseguran que el paisaje de la Costa Brava influyó notablemente en su obra”

La Costa del Maresme

La Costa del Maresme se encuentra a pocos kilómetros al norte de la ciudad de Barcelona. Esta región tiene como capital la ciudad de Mataró y cuenta con un total de 49 playas de arena dorada. La Costa del Maresme se caracteriza por un turismo más local que el de la Costa Brava, en gran parte debido a su cercanía con la ciudad de Barcelona y su buena comunicación vía tren.

Las localidades costeras a destacar en esta región serían Arenys de Mar, Canet de Mar, Sant Pol de Mar (pequeño pueblo pesquero especialmente recomendable), Pineda de Mar, Malgrat de Mar o Calella de la Costa.

La Costa del Garraf

Las playas que se encuentran al sur de la ciudad de Barcelona y al norte de la Costa Dorada pertenecen a la Costa del Garraf. Esta parte de la costa catalana nos ofrece 20 playas y cuatro puertos deportivos de muy fácil acceso en tren y muy cercanos a la ciudad de Barcelona.

La playa más destacada por su gran longitud (4.8 kilómetros) es la de Castelldefels. No obstante, Sitges gana la batalla por contar con un pueblo más atractivo y cuidado, a pesar de tener una playa de dimensiones más reducidas.

La Costa Dorada

Por último, al sur de Cataluña, en lo que corresponde a la provincia de Tarragona y justo antes de que comience la Comunidad Valenciana, nos encontramos con la Costa Dorada. Ésta es la más extensa de las costas catalanas con 60 playas que se caracterizan por su gran longitud y escasa profundidad del agua.

Estas características convierten a la Costa Dorada en un atractivo destino turístico que se ve complementado por grandes infraestructuras como el famoso parque de atracciones de Portaventura, ubicado en la localidad de Salou. Esto hace que muchos extranjeros y nacionales decidan establecer aquí su segunda residencia y compren un piso en localidades como Cambrils por ejemplo. Otras opciones populares son El Vendrell, Altafulla o Calafell.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!