Cayo Largo del Sur, Caribe cubano

Cuba es uno de esos destinos que nos viene a la cabeza de forma inmediata al soñar con una playa paradisiaca de arena blanca y aguas turquesa en la que perdernos. Son tantas las posibilidades que ofrece el archipiélago cubano a la hora de disfrutar del mar y del relax bajo el sol que cuesta elegir.

Si piensas viajar a Cuba  en busca de tu particular paraíso, las playas de Cayo Largo son una opción a tener en cuenta. Este pequeño islote cercano a la Isla de la Juventud cuenta con 24 kilómetros de playas, algunas solitarias, casi vírgenes, y otras muy concurridas y con todos los servicios para unas vacaciones en las que el confort y el contacto con la naturaleza vayan de la mano.

cayo1

Las playas de Cayo Largo, en pleno Mar Caribe, impresionan por su belleza. Pinares y cocoteros llegan casi a tocar el agua y los cercanos arrecifes de coral crean un entorno único. La riqueza de los fondos marinos es otro de sus atractivos. Peces de mil colores conviven con tortugas, crustáceos y estrellas de mar entre algas y bosques de gorgonias…  el buceo o el snorkel en estas aguas es una de las experiencias que no te puedes perder.

Playa Sirena es una de las mejores playas del Cayo y también una de las más populares, con sus hoteles “todo incluido”. Pese al desarrollo turístico no ha perdido un ápice de su encanto, con sus aguas tranquilas y transparentes y su arena fina que casi no quema. De características similares es la playa de Lindamar, una pequeña bahía en forma de concha salpicada de piedras blancas que hacen que reluzca bajo el sol. Si prefieres descansar a la sombra de un exótico cocotero mientras te roza la brisa del mar, no hay duda, Playa Cocos es tu destino y si te atreves a vivir la experiencia de tomar el sol en compañía de las “simpáticas” iguanas, en Playa Iguana podrás hacerlo. Por último, Playa Paraíso, considerada una de las más bellas del mundo, es perfecta para aquellos que buscan tranquilidad e intimidad (es habitual la práctica del nudismo). Sus aguas poco profundas permiten casi tocar las múltiples especies que aquí habitan protegidas por su barrera coralina.

cayo2

El exotismo y la riqueza de la flora y fauna características de Cayo Largo hacen de estas playas lugares únicos para disfrutar del Caribe con todos sus matices. Aquí, además de disfrutar del paisaje y de la tranquilidad son numerosas las actividades que se pueden realizar: pesca deportiva, excursiones en barco para descubrir otros de los cayos cercanos que forman el Archipiélago de los Canarreos y por supuesto practicar buceo y submarinismo. En Cayo Largo se encuentra el Centro Internacional de Buceo, con 32 puntos de inmersión que permiten descubrir la biodiversidad de los fondos marinos y alguna que otra sorpresa en forma de antiguo barco hundido.

cayo3

También la Isla de la Juventud, a 120 kilómetros, con sus espléndidos bosques de pinos, sus playas, entre ellas la única de arena negra de Cuba, o el faro de Carapachibey, el más alto de Latinoamérica, bien merece una visita.

Queres recibir ofertas de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!

Comentarios

Queres recibir ofertas
de viajes en tú email?

Sumate a nuestra lista de correo y recibí ofertas de viajes por email!